El mercado de autos se conmociona con la disparada del dólar desde fines de abril. La primera consecuencia de la áspera depreciación del peso fue la fuerte suba del costo de los 0 km. En lo que va del año los automóviles nuevos se acrecentaron alrededor del cuarenta por ciento . Ciertos modelos, aun, horadaron ese techo. Un dato clave es que la mayoría de ese incremento se generó en los últimos 3 meses. Por poner un ejemplo, en el mes de mayo, ciertas marcas llegaron a aplicar 3 incrementos en el mes para amontonar un levanta del catorce por ciento . Esto provocó que desde entonces comenzasen a caer las ventas que venían en incesante desarrollo desde principios de dos mil dieciseis. Solo en el mes de julio los patentamientos tuvieron un retroceso interanual del diecisiete por ciento y las entregas de factorías a concesionarias se desmoronaron el treinta por ciento mientras que contra junio del año en curso bajaron un dieciseis por ciento .

Mas hay otro efecto secundario provocado por el salto de los 0 km: la brecha con los autos con plan de ahorro utilizados se amplió de forma infrecuente. Entre el coste de lista de un modelo nuevo y uno de segunda mano del dos mil diecisiete, la diferencia puede llegar en estos días hasta el cuarenta por ciento . Lo normal es que ronda el veinte por ciento y vaya medrando con modelos de años precedentes. Es verdad que hay muchas bonificaciones que achican ese ventana mas los descuentos son variables y puntuales con lo que no sirven para tomar medida.

Esta situación tiene un lado negativo y otro positivo. Lo peor es que el público que desea dar su utilizado como una parte de pago para acceder a uno nuevo se percata de que el salto para llegar a ese vehículo es muy grande, con lo que se frustra la operación. Esto asimismo explica la caída del mercado. Lo mejor es que los automóviles de segunda mano, hasta el momento en que ajusten sus costos cara arriba, quedaron a valores tentadores. “Es buen instante para adquirir autos en cuotas utilizados pues aún no se acomodaron a los nuevos valores del mercado”, explicó un vendedor. En verdad, el efecto se está comenzando a sentir.

Los operadores del campo están sorprendidos con la buena perfomance que tienen por estos días. Un dato que refleja ese optimismo es que las ventas de autos utilizados medraron en el mes de julio alrededor del dieciseis por ciento respecto de junio pasado, llegando a más o menos ciento cincuenta y cuatro mil unidades. En exactamente la misma comparación, por poner un ejemplo, los envíos de automóviles nuevos de las factorías a las concesionarias recularon el dieciseis por ciento .

No cabe duda de que el público se está volcando al mercado de segunda mano así sea pues no llega a adquirir un 0 km o bien por los costes de “ocasión” de esos automóviles.

En los próximos días, la Cámara del Comercio Automotor (CCA), que reúne a las concesionarias de este segmento, propagará los datos oficiales del mes pasado. Además de esto, del desarrollo mentado hay otros números que muestran la restauración de este mercado. En el amontonado de los primeros 7 meses, las trasferencias medran más o menos el siete por ciento , lo que deja aventurar que el año va a cerrar con números positivos. En la comparación interanual, julio apenas cae el dos por ciento cuando los empresarios aguardaban que la baja fuera de 2 dígitos teniendo presente lo que pasó en el segmento de los 0 km que reculó un diecisiete por ciento . Se interpreta como una demanda que está reaccionando

Se calcula que agosto va a ser otro mes bueno en tanto que bastantes personas que procuraban llegar a un 0 km se persuadirán de la imposibilidad de hacerlo por los costos altos y se vuelquen por un utilizado con menos años.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *